Ir a INICIO
Lugares de Interés
Consejos Varios
Prevención - Vacunas
Fotos
Artículos de Interés
Gobierno - Política
Geografía
Economía
Demografía
Cultura - Costumbres
Gastronomía
Fiestas - Celebraciones
Civilización Maya
Historia

CRISTO NEGRO
DE ESQUIPULAS

CELEBRACIONES
Introducción
Fiesta del Cristo Negro
Barriletes Gigantes
Quema del Diablo
Rabin Ajaw

El Cristo Negro de Esquipulas es una imagen de Jesús crucificado y es venerado por millones de fieles de Centroamérica. La figura se encuentra en la Basílica de la población de Esquipulas.

La fiesta patronal de Esquipulas se celebra el 15 de enero, fecha en la que se encuentra la ciudad repleta de ventas callejeras de toda clase de artículos y artesanías. Es también cuando llega la mayor cantidad de peregrinos a la ciudad provenientes de toda Guatemala, además de El Salvador, Honduras, México y otros países. Hay peregrinos que hacen parte del recorrido hasta la Basílica de rodillas. Esta peregrinación y esta fiesta es celebrada desde hace más de 400 años, y los milagros realizados por el Cristo Negro son admirados por sus seguidores.

El día 14 de enero se suele hacer una procesión por varias calles de la ciudad, además de varias actividades como representaciones de teatro, juegos pirotécnicos, conciertos de música y serenatas dedicadas al Cristo Negro ofreciendo un ambiente festivo en toda la ciudad.

A las doce de la noche suele haber un repique de campanas para anunciar el día festivo. Cerca de la Basílica pueden verse penitencias, miles de velas, rezos y diferentes rituales.

Esta celebración se prepara con bastante antelación, ya que debido a la gran cantidad de peregrinos que se acercan a la ciudad es necesario habilitar áreas (muchos peregrinos acampan en estas áreas), y señalar el camino que deben seguir los peregrinos para llegar hasta la basílica.


Durante la festividad del Cristo Negro en la Basílica de Esquipulas, marzo 2008, guillermogg

Acceder a la Basílica puede ser un ejercicio de más de dos horas, siguiendo una cola que avanza lentamente. Los negocios deben aprovisionarse para poder dar de comer a tanta gente, un día donde pueden, sin duda, obtener muy buenos beneficios.

Cabe destacar que debido a la gran cantidad de inmigrantes de estos países en Estados Unidos y otros lugares, esta festividad es ahora celebrada también en lugares como Los Angeles, Nueva Jersey o Nueva York.

 


Basílica del Señor de Esquipulas en Chiquimula,
Guatemala, Roberto Urrea

Datos históricos

Desde antes de la llegada de los españoles al nuevo continente, Esquipulas era un lugar de peregrinación conocido en Mesoamérica donde se rendía culto al dios guerrero Ek Chuaj. Mucho tiempo atrás, el pueblo Chorti tenía un enclave importante en este lugar, y tras la conquista fue un importante mercado comercial.

Después de la conquista de Esquipulas en el año 1530, los misioneros españoles iniciaron el trabajo de evangelización de los pueblos conquistados. En el año de 1594 cuando la religión católica había echado raíces, los locales aprovecharon una abundante cosecha de algodón y decidieron encargar una imagen de Jesús crucificado.

Así pues, Don Cristóbal de Morales, contrató al escultor portugués Quirio Cataño, quien en ese tiempo vivía en la ciudad de Santiago de los Caballeros de Guatemala para que creara dicha imagen. El artista entregó el trabajo encomendado el 4 de octubre del mismo año.

Según la tradición oral, los habitantes de Esquipulas viajaron a la ciudad de Santiago de Guatemala para recoger la imagen en la fecha estimada y durante el viaje de regreso aquellos que le veían por el camino se quedaban admirados por su belleza y solicitaban que permaneciera con ellos al menos una noche, y de esta manera se originó la tradición del peregrinaje para venerar dicha imagen. Finalmente, la imagen llegó a Esquipulas el 9 de marzo de 1595.

La tradición contaba también que Quirio Cataño había utilizado madera oscura para esculpir la imagen, de modo que se pareciese más a la piel de los habitantes de Esquipulas, descendientes del pueblo Chorti, sin embargo según el arquitecto Eduardo Andrade, durante su restauración se descubrió que había sido originalmente acabada con un tono claro, y que los años de exposición al humo de veladoras y las manos de millones de fieles le proporcionaron su característico tono oscuro.

Réplicas del Cristo Negro

También existe una réplica original del Cristo Negro en la ciudad de Moroléon, Guanajuato en México, a la cual también veneran miles de devotos al Cristo, en ésta ciudad se hace la celebración con un recorrido por la noche y con cientos de velas encendidas por los peregrinos que acompañan al “Señor de Esquipulitas” por las principales calles de la ciudad.

Otras réplicas del mismo escultor se veneran en la ciudad de Juayúa, El Salvador, la cual es venerada con el mismo fervor que a la imagen de Esquipulas, y en Alajuelita, Costa Rica. En Nicaragua también se venera y celebra con gran concurrencia la imagen milagrosa del Cristo Negro en la ciudad de El Sauce, León.

Saliendo del ámbito centroamericano, en los andes venezolanos, específicamente en al aldea El Paramito, ubicada en el Estado Mérida, el año 1997 se edificó una capilla para venerar al Cristo Negro de Esquipulas. Desde su inauguración hasta la fecha esta devoción ha crecido y se ha multiplicado y vienen a venerarle peregrinos de todas partes de Venezuela.

 

Basílica de Esquipulas

La Basílica de Esquipulas, templo de estilo barroco, es mundialmente famoso por albergar la venerada imagen del Señor de Esquipulas, o Cristo Negro.


Altar mayor de la Basílica de Esquipulas con en
Cristo Negro, agosto 2009, Roberto Urrea

La basílica es considerada el principal recinto católico de Centroamérica, y uno de los más visitados en el mundo. Anualmente unos cuatro millones y medio de peregrinos visitan el santuario, de los cuales cerca de un millón y medio lo hacen en los días cercanos al 15 de enero, día en que se festeja al Señor de Esquipulas, y otros lo hacen el día 9 de marzo, día que se festeja la llegada de la imagen a la ciudad de Esquipulas, hecho sucedido el jueves 9 de marzo de 1595.

Sobre una plataforma de cien metro de largo por cincuenta de ancho y orientada de norte a sur, se levanta la impresionante Basílica de sesenta metros de largo por treinta de ancho y dieciocho de altura en su parte central, en que se colocó un reloj que según algunos fue dañado por una descarga atmosférica y según otros por los terremotos de Santa Marta.


Cristo Negro de Esquipulas, agosto 2009, Roberto Urrea

Internamente la Basílica consiste en tres naves, dos laterales menores y una central sobre la que se encuentra una cúpula adornada con vitrales.

Cuando la imagen del Cristo Negro de Esquipulas fue llevada a esta ciudad el 9 de marzo de 1595 fue colocada en una ermita. Los primeros peregrinos llegaron a venerar la imagen a este lugar, y a finales del siglo XVI las peregrinaciones o romerías eran tan numerosas que este primer hogar fue insuficiente. La imagen fue entonces trasladada a la iglesia parroquial cuando se finalizó su construcción alrededor de finales del siglo XVII.

En el año 1740 el XV Obispo de Guatemala, Monseñor Fray Pedro Pardo de Figueroa, con el fin de atender a las cada vez más crecientes peregrinaciones dedicadas al Cristo de Esquipulas, encomendó la construcción de un templo mayor a Felipe José de Porres, hijo de Diego de Porres y nieto de José de Porres, reconocidos arquitectos antigüeños en donde se encontraba el campo de algodón de donde provinieron los fondos para pagar la escultura. La motivación fundamental del Arzobispo era la gratitud por un milagro recibido en su persona ya que él mismo llegó gravemente enfermo al pequeño pueblo de Esquuipulas y postrado ante la bella imagen oró con insistencia al Señor implorando su curación, hecho sucedido inmediatamente en lo que era el primer Santuario del Señor de Esquipulas, hoy en día Parroquia de Santiago.

Fray Pedro Pardo de Figueroa falleció el 2 de febrero de 1751 durante una visita al pueblo de Esquipulas, momentos que aprovechaba para supervisar la construcción de su anhelado Santuario. Fue sepultado en el Santuario del Señor, según su última voluntad. Fray Pedro Pardo de Figueroa fue sustituido por Monseñor Francisco de Figueredo y Victoria, quien continuó la construcción del Templo, la cual se culminó a finales de 1758. El 4 de noviembre de 1758 decretó que la fecha de la solemne dedicación del nuevo Santuario sería el 4 de enero de 1759. La dedicación del mismo se realizó el 4 de enero de 1759 por Monseñor Diego Rodríguez de Rivas y Velasco, Obispo Comayagua y Monseñor Fray de José Montezuma, Obispo de Ciudad Real, Chiapas; ya que el Arzobispo Figueredo no pudo realizarla por problemas de salud.


Placas de agradecimiento de milagros del Cristo Negro
de Esquipulas, Año jubilar 2009, Roberto Urrea

La imagen de Cristo de Esquipulas fue trasladada al nuevo templo el sábado 6 de enero de 1759 en una procesión a lo largo de la cual los sacerdotes del Camatán, Tejutla, Jutiapa y Mita elaboraron altares. La fiesta de ese año de culminó el 18 de enero con el traslado de los restos de Fray Pedro Pardo de Figueroa desde la iglesia parroquial hacia el nuevo templo.

En el año 1956 el Papa Pío XII erigió la Prelatura Nullius del Santo Cristo de Esquipulas, constituida por el Municipio de Esquipulas y con el Santuario de Esquipulas como sede Catedralicia. Asimismo, el Señor Arzobispo de Guatemala, Monseñor Mariano Rossell y Arellano fue nombrado Primer Prelado de Esquipulas, quien se preocupó por buscar una orden religiosa que se hiciese cargo de la atención del Santuario, encontrando apoyo finalmente en la Abadía Benedictina de San José, ubicada en Luisiana, Estados Unidos. La orden envió tres monjes en 1959 a Esquipulas con la misión de fundar el Monasterio Benedictino de Esquipulas que tiene a su cargo la atención de la Basílica actualmente.

En el año 1961 Monseñor Rossell dirigió una petición al Beato Papa Juan XXIII solicitando la elevación del Santuario de Esquipulas a la Dignidad de Basílica menor. El Papa Juan XXIII con base en aspectos religiosos, culturales e históricos elevó el Santuario de Esquipulas al rango de Basílica Menor.

La Basílica de Esquipulas fue visitada por su Santidad Juan Pablo II el 6 de febrero de 1996 en ocasión de su viaje apostólico a Guatemala. En dicha ocasión la motivación era la celebración de los 400 años de veneración de la Consagrada Imagen del Santo Cristo de Esquipulas.

Mándanos un Mensaje
¿Tienes información que podemos añadir en esta página? Mándanos un mensaje, y lo añadiremos

Nombre

Mensaje


Esquipulas cerca de la
Basílica, marzo 2008, guillermogg


Puestos de venta en Esquipulas cerca de la
Basílica, marzo 2008, guillermogg

 

COMENTARIOS

 


Creative Commons License

Viajar significa respetar los lugares que visitas, sus gentes, así como adaptarte a sus costumbres y gastar el dinero de una manera justa para sus lugareños
Copyright © 2014 www.viajeporguatemala.com. Esta obra tiene contenidos que están bajo una licencia de Creative Commons.
Para más información leer las condiciones de uso - Enlaces

info@viajeporguatemala.com